Homenaje a Rosario Ruiz

Homenaje a Rosario Ruiz

ESPACIO MUJERES TORRELAVEGA HOMENAJEA A ROSARIO RUIZ ITURBE CON UNA EXPOSICIÓN SOBRE SU VIDA
HOMENAJEA A ROSARIO RUIZ ITURBE CON UNA EXPOSICIÓN SOBRE SU VIDA
Espacio Mujeres, servicio dependiente de la Dirección General de la Mujer y el Ayuntamiento de Torrelavega, ha decidido homenajear con una exposición a Rosario Ruiz Iturbe (1923-2004), vecina de Barreda que destacó por ser una abanderada de los derechos sociales. La muestra, que permanecerá abierta durante un mes en la sede (Avenida de la Constitución, 14), es fruto del trabajo de investigación realizado por doce usuarias de este espacio durante los últimos meses.

Estas usuarias del Espacio Mujeres de Torrelavega se han unido para glosar la vida de Rosario Ruiz Iturbe (Campuzano 1923-Barreda 2004) una de las mujeres que se distinguieron en la guerrilla, y posteriormente en la residencia interna a la dictadura del general Franco. El estudio se ha hecho para ser presentado al Concurso ‘Mundo Mujeres’, convocado por la Dirección General de la Mujer.

El trabajo incluye un estudio en el que se recoge toda la biografía documental sobre la historia de Rosario Ruiz Iturbe, acompañado de otros materiales que han surgido al hilo de su elaboración.

Además, con los materiales documentales recogidos se ha montado una exposición en la que se muestran fotografías, dibujos, pinturas y poesías agrupadas bajo el lema «Rosario Ruiz Iturbe, a la sombra del Dobra».

Han participado en la reconstrucción de la vida azarosa y valiente de esta mujer, Trinidad Hoyuela, María Carmen Ortiz, Nydia di Mauro, Rita Sampedro, Reyes Cimiano, Montse Carrión, Patricia García, Isabel Peña, Fran Fernández, Dolores Ríos, Mercedes Román y Antonia Martínez.

Las autoras del trabajo han querido resaltar, con el ejemplo de Rosario Ruiz, «el referente del coraje de una mujer de principios del siglo XX que demostró que el mal llamado sexo débil, además de ocupar la posición que durante siglos le ha sido adjudicada, tiene la capacidad de llegar tan lejos como ella misma se marque».

Rosario Ruiz nació en Campuzano en el año 1923, hija única con cinco hermanos, y a quien la Guerra Civil le sorprendió con 13 años. A pesar de su corta edad ya estaba implicada en la resistencia republicana ayudando con información y comida a los milicianos. Como consecuencia de sus actividades estuvo presa, en 1945, en el antiguo salón Olímpia de Torrelavega. Ya en libertad, Rosario Ruiz se convierte en enlace de los guerrilleros que se habían echado al monte. Fue de nuevo encarcelada acusada de bandidaje y terrorismo hasta que en 1952 salió libre. Se casó pero su vida de lucha en favor de la democracia y la libertad no cesó ya que militó en la UGT y CC OO y colaboró con todos los que, desde la clandestinidad, laboraban por la recuperación de las libertades en España. Ya viviendo en Barreda se implicó en formar la asociación vecinal, entonces únicos núcleos de actividad social que se permitían.

Comienza en España una campaña contra las violencias contra las mujeres

Comienza en España una campaña contra las violencias contra las mujeres
COMIENZA EN ESPAÑA UN CAMPAÑA CONTRA LA «PANDEMIA MUNDIAL» DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Este martes [16/11/2010] ha comenzado en España una campaña contra las violencias contra las mujeres en sus múltiples formas, que suponen una «pandemia mundial» porque tres de cada cuatro mujeres han sufrido o van a sufrir a lo largo de su vida a manos de un hombre y cada 15 segundos una mujer es agredida, según el Fondo de Desarrollo de Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM). Durante la presentación de la campaña, que lleva por nombre ‘Tu voz cuenta: Semana por un mundo sin violencias contra las mujeres’, la asesora principal de UNIFEM para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres María José Alcalá subrayó que ésta es una «pandemia mundial» porque existe en todos los países y también «en todos los estratos sociales y económicos».

Alcalá indicó que este problema tiene «unos costos para el desarrollo económico y social y la reducción de la pobreza». En este contexto, la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, dijo que la violencia contra las mujeres es «un problema de la sociedad», no sólo de las mujeres, que pone de manifiesto que allí donde ocurre «la democracia aún tiene mucho camino por recorrer». Rodríguez considera que «cuando implicamos a toda la sociedad» en la lucha contra estas prácticas «se consiguen avances».

Éste es precisamente el objetivo de la campaña, que nace en torno a la conmemoración, el próximo 25 de noviembre, del Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres y parte de varias ONGD e instituciones públicas españolas y la UNIFEM. Lo que se pretende es implicar a la ciudadanía en la tarea de «exigir, denunciar y reivindicar» porque la lucha contra la violencia de género debe «figurar en las agendas políticas y sociales de cada país», de acuerdo con los organizadores de la campaña.

La secretaria de Estado insistió en que hay que «dar voz a las mujeres», porque «la mayor discriminación es no tener voz» y porque «la denuncia es uno de los instrumentos más útiles» contra la violencia machista, mientras que «el silencio es vital» para mantener esa violencia y la «impunidad». Por su parte, el delegado del Gobierno para la Igualdad, Miguel Lorente, señaló que el silencio en este contexto «nunca es pasivo», sino que «ha servido para construir un espacio de impunidad y para invisibilizar el problema». «Y aquello que no se ve no existe», recordó. Lorente apuesta por «el compromiso y la responsabilidad de todas las instituciones y toda la sociedad» para hacer frente a la realidad de que «en violencia de género todos somos países en vías de desarrollo».

En opinión de la secretaria de Estado, la lucha contra este problema es «efectiva», y «España es un buen ejemplo» de ello. Rodríguez comparó la situación de las mujeres que sufrían agresiones físicas o psicológicas durante la dictadura con la que tienen ahora y concluyó que «hemos avanzado muchísimo». Hoy, por ejemplo «al maltratador lo señalan con el dedo» y la víctima ya no tiene que sentirse «avergonzada», precisó. Aun así, 56 mujeres perdieron la vida en España a manos de sus parejas o ex parejas en 2009, y antes de que haya acabado 2010 ya se ha superado esa cifra. Pese a este retroceso, Lorente dijo estar «convencido» de que «hemos empezado la cuenta atrás para acabar con la violencia de género».

El delegado del Gobierno para la Igualdad hizo hincapié en la «responsabilidad» que tienen los hombres «como ciudadanos» en la lucha contra esta lacra, ante la cual una «posición neutral» es «insuficiente». Lorente afirmó que «los hombres no se sienten identificados» con esta causa y puso como ejemplo que de las terceras personas que llaman por teléfono al 016 para denunciar situaciones de maltrato contra mujeres sólo el 20 por ciento son hombres. La violencia de género es la principal causa de muerte entre las mujeres de entre 15 y 44 años en todo el mundo, por delante de la suma de las muertes provocadas por el cáncer, la malaria, los accidentes de tráfico y las guerras, según la Organización Mundial de la Salud.

La situación es especialmente grave en los países en desarrollo, en los que, según los impulsores de la campaña, las mujeres y niñas siguen siendo la población más vulnerable. Lo ponen de manifiesto datos como que en India fueron asesinadas 22 mujeres al día en 2007 por motivos relacionados con la dote o que en Guatemala son asesinadas dos mujeres al día. Además, entre 100 y 140 millones de niñas y mujeres en todo el mundo han sufrido mutilación o ablación genital –principalmente en Asia meridional y el África subsahariana– y en Sao Paulo (Brasil) una mujer es agredida cada 15 segundos. En los conflictos, el número de víctimas de violación se multiplica, como durante el genocidio de Ruanda (1994), cuando fueron violadas entre 250.000 y 500.000 mujeres y niñas.

Magali María Chávez Vega, del Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza, de Bolivia, habló de la situación en su país. Allí «ocho de cada diez mujeres sufren violencia», y el feminicidio –el asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer– es un tema «invisibilizado» pese a que en el primer semestre de 2010 hubo 43 casos, explicó. Muchos tribunales han clasificado asesinatos de este tipo como «homicidios por emoción violenta», añadió. Por su parte, la secretaria general de la Comisión Nacional para las Mujeres, de Jordania, Asma Jader, se refirió a la situación de las mujeres refugiadas, que son muchas en Jordania por su ubicación geográfica, en una región –Oriente Próximo– donde muchos países tienen conflictos. Aseguró que cuando estas mujeres son víctimas de violencia machista, «sufren el doble o el triple» que las que no son refugiadas.

Asimismo, denunció que la presencia en Jordania de «grupos extremistas» y de «políticos fundamentalistas» hace que la «agenda de las mujeres» quede «oculta» o que incluso esa agenda vaya «en contra de los derechos de las mujeres».
Con todo, reconoció que en los últimos años la situación ha mejorado gracias a una serie de medidas políticas que han favorecido a las víctimas de la violencia de género, si bien recalcó que «hay que reforzar las leyes y las sentencias» para «acabar con la impunidad», así como «centrarse en los aspectos culturales» que reproducen el modelo patriarcal.

Tampoco una región desarrollada como Europa se libra de este fenómeno, ya que, según el Eurobarómetro 2010 –que incluye a todos los países de la Unión Europea–, sólo el 2 por ciento de los europeos no conocen ni perciben la violencia de género. Además, entre el 40 y el 50 por ciento de las mujeres de los países de la UE experimentan algún tipo de acoso sexual en su lugar de trabajo. La asesora principal de UNIFEM para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres elogió el papel que ha desempeñado España como «uno de los países líderes en el compromiso para lograr la igualdad».

La Cooperación Española ocupa el segundo puesto en la lista mundial de donantes en el sector de género y desarrollo y España es el primer donante del Fondo Fiduciario de Naciones Unidas para poner fin a la violencia contra las mujeres. La campaña que se ha presentado este martes incluye diálogos organizados por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), un acto en la Puerta del Sol de Madrid por los derechos de las mujeres, un seminario internacional sobre las defensoras de los Derechos Humanos amenazadas en América Latina y la protección de las mujeres en zonas de conflicto y una concentración en la Puerta del Sol por un mundo sin violencia contra las mujeres.

Fuente: Europa Press